Consumidores y emociones: que guía su comportamiento durante la pandemia

Las emociones se han convertido en una pieza clave a la hora de hablar  de la relación entre las marcas y empresas  con sus consumidores. Si bien las emociones que las marcas y los productos generan en los consumidores siempre han tenido importancia, últimamente se han vuelto más relevantes debido a la influencia que los millennials y la generación Z tienen en las estrategias de marca. 

Comprender los sentimientos que afectan las conductas de compra, implica estar atento al contexto y a los temas centrales que marcan la agenda. Las emociones son un elemento vivo que va mutando según el contexto, con lo cual, las marcas deben estar preparadas en todo momento para realizar ajustes. Nada se mantiene inamovible por tiempo indefinido. 

Los momentos de crisis tienen un efecto directo sobre las emociones de los consumidores y sus intereses. Las marcas necesitan entender cuáles son estas emociones dominantes, cuáles impactan en mayor medida las decisiones de sus clientes y que guía a los consumidores en cada momento. 

¿Qué emociones se destacan en estos días? 

A primera vista y por lógica, se puede pensar que los consumidores están dominados por el miedo, la angustia y la incertidumbre ante el panorama actual que estamos atravesando, sin embargo, sólo quedarse con eso sería negar que en realidad se trata de un panorama mucho más complejo. 

Actualmente, los consumidores también  se encuentran influenciados por sentimientos vinculados a la búsqueda de individualidad. Es decir, el patrón emocional está marcado por los elementos esperables en un momento como este, pero también por factores que demuestran que se desea tener cierta normalidad. 

En consecuencia, sentimientos como la seguridad y la amistad toman un rol muy importante. Tiene lógica que así sea ya que los consumidores se encuentran en un momento de pánico, donde es esperable que busquen aquello que los haga sentir mejor. 

Las empresas deben pensar en como incorporar estas emociones a la comunicación, así como también la idea de libertad y entusiasmo, para lograr empatía en sus públicos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *