El manejo del dinero en la era digital: ¿Fin del efectivo?

En el mundo, salvo contadas excepciones, las transacciones monetarias están migrando cada vez más al entorno digital. En países como China, India, Suecia y Suiza, el dinero en papel o moneda, está cerca de ser obsoleto. En 2016, en España e Inglaterra, se hicieron más pagos digitales que físicos, y en China en el 2019 el 80% de los pagos fueron hechos a través de celulares. 

El avance viene dándose progresivamente desde hace cinco años en un escenario complejo y con numerosas opciones que llegan en gran medida desde las fintech, empresas que usan la tecnología de base para ofrecer distintos servicios y productos financieros digitalizados. 

En Argentina, 3 de cada 10 transacciones son realizadas de manera digital, ya sea a través de entidades financieras tradicionales o fintech. La Cámara Argentina de Fintech nuclea a 223 empresas que crecieron un 110% el último año y emplean cerca de 10.000 profesionales. Brindan numerosos servicios como créditos, pagos digitales, criptoactivos, inversiones, préstamos y ciberseguridad. 

Uno de los principales beneficios de la digitalización para los usuarios es la de disponer de su dinero donde y cuando quieran. A las tarjetas de crédito y débito y a las terminales de cobro en locales como Posnets, se suman nuevas opciones que llegan por dentro y por fuera de los bancos: pagos con QR, las tarjetas contactless, billeteras digitales, tarjetas prepagas y más servicios que se caracterizan por su facilidad y rapidez de uso. 

Otro medio que se encuentra en crecimiento son las transferencias bancarias, es decir, el envío de dinero entre dos cuentas bancarias que puede ser realizado a través de una billetera virtual, home banking o mobile banking. 

Empezando el 2020, el fin de la utilización de efectivo es un horizonte a la vista para un grupo de economías, algunas de gran peso global y otras que funcionan como pequeños laboratorios de prueba. En la mayoría, aún es un camino incipiente con avances y algunos retrocesos que se verán más o menos acentuados en los próximos años.

Fuente: https://bit.ly/38jpv7D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *